TENER UN HOGAR ECOEFICIENTE CONTRIBUYE A LA ECONOMÍA FAMILIAR Y AL AMBIENTE

  • La prácticas ecoeficientes promueven un ambiente saludable y permiten disminuir el costo de los servicios.



Lima, 10 de junio de 2020.- El aislamiento social, producto de la proliferación de casos de COVID-19, ha tenido efectos positivos en la reducción de la contaminación ambiental. Sin embargo, para que esta mejora sea sostenible debe venir acompañada de cambios de comportamientos en el uso que se da a los recursos, tanto en el hogar como en el trabajo.


¿En qué consiste la ecoeficiencia?

Son aquellas acciones mediante las cuales se hace uso eficiente y óptimo de los recursos, tomando en cuenta la reducción del impacto negativo en el ambiente. En las organizaciones e instituciones, la ecoeficiencia sirve para producir más con menos insumos, mejorando la calidad del servicio y reduciendo el impacto negativo al planeta.


Ecoeficiencia en los hogares

Debido a la situación actual, existe un grupo importante de la población que se encuentra laborando o estudiando desde sus hogares. Ello ha implicado un mayor consumo de energía debido al incremento del uso de dispositivos como computadoras, tabletas y celulares, lo cual conlleva a una alza en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Asimismo, también ha aumentado el consumo de otros recursos y la generación de residuos no aprovechables como plásticos de un solo uso. En la economía familiar, esto se ve reflejado en un incremento del precio que se paga mensualmente por el acceso a servicios básicos.

Ximena Giraldo, gerenta de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Lima, comparte algunas recomendaciones para mejorar las buenas prácticas de ecoeficiencia en el hogar :


  • Sustituir los focos tradicionales por los focos ahorradores. Ello puede reducir el uso de energía entre un 50-80%, obteniendo la misma cantidad de luz.
  • Desconectar los dispositivos eléctricos y electrónicos cuando no se utilizan, pues siguen consumiendo energía que se evidenciará en los recibos al final del mes.
  • Reusar el agua que utilizas para lavar las frutas y verduras en el riego de plantas.
  • Separar la basura para poder rescatar los materiales reciclables y aprovechar la basura orgánica como compost.
  • Evitar el uso de platos, vasos, cubiertos y servilletas desechables.
  • Verificar si hay fugas de agua, gas y/o electricidad en casa.
  • Tomar duchas de 5 minutos y cierra el grifo mientras te enjabonas o te aplicas champú.

       


Con estas recomendaciones, se insta a la ciudadanía a tomar como hábitos las buenas prácticas en ecoeficiencia, que permitirán dar sostenibilidad a la mejora de los indicadores ambientales que se han obtenido producto del Estado de Emergencia, beneficiando a la economía familiar a partir de la reducción de gastos.